El Proyecto

Hoy en día se habla con frecuencia de lo colaborativo. Trabajo colaborativo, arte colaborativo, diseño colaborativo, en definitiva creación colaborativa.

Asistimos a la irrupción de un nuevo paradigma que está cambiando el panorama de las prácticas artísticas y del diseño porque está permitiendo la aparición de nuevos dominios de creatividad colectiva.

El presente proyecto pretende crear un espacio abierto donde poner en práctica la experiencia de creación colaborativa. Donde diferentes disciplinas del arte y el diseño confluyan y se manifiesten a través de las aportaciones personales y diversificadas de diferentes individuos a partir de una misma temática.

Podemos definir el trabajo colaborativo como las aportaciones que hace una persona a sus compañeros de equipo en cuanto a experiencias, comentarios, sugerencias y reflexiones sobre el trabajo que ha desarrollado cada miembro del equipo, y a su vez, espera que sus compañeros de equipo contribuyan en el mismo sentido. Para después transformar el trabajo individual en un producto más rico.

Pues bien, qué tal si todos somos un equipo y compartimos nuestra visión, nuestras experiencias y asimismo intervenimos sobre otras visiones y experiencias para enriquecerlas y hacerlas crecer mediante el juego del cadáver exquisito.

Por cadáver exquisito se entiende el juego o proyecto colaborativo que involucra a dos o más participantes y que consiste en ir dando cuerpo a un material común, ya sea gráfico o literario, partiendo de una palabra, frase, párrafo, texto aleatorio, trazo o bosquejo, que el siguiente participante puede enriquecer con un aporte propio.

Qué tal si participamos todos y creamos juntos.