VENTANA SOBRE LA CIUDAD

Inauguramos nuestra primera entrada con un texto extraido del libro  “Las palabras andantes” de Eduardo Galeano. Una auténtica joya que nos invita a la reflexión y que nos muestra un mundo frente al que no podemos permanecer indiferentes.

las palabras andantes

 

Ventana sobre la ciudad (II)
Estoy solo en la ciudad extranjera, y a nadie conozco, y no entiendo la lengua que aqui hablan. Pero alguien brilla, de pronto, en medio de la multitud, como de pronto brilla una palabra perdida en la página …

Comienza a crear, una ilustración, una fotografia,… , comparte y continua creando sobre las propuestas de otros participantes.

Adelante!

Clica sobre el título de la entrada y accede al espacio para compartir.

4 thoughts on “VENTANA SOBRE LA CIUDAD”

  1. Así lo veo collage casa b 12

    La casa, espacio habitable condicionante de la ciudad.
    Casa=refugio=soledad=individualidad
    Dos casas que se encuentran

  2. Así lo veo VENTANA SOBRE LA CIUDAD

    ‘Nunca dudes que un pequeño grupo de ciudadanos comprometidos puede cambiar el mundo, De hecho, es lo único que lo ha logrado’.

  3. He aprofitat aquest treball de chroma per participar aquest Blog i en aquest tema, “VENTANA SOBRE LA CIUDAD” Jo he volgut parlar sobre la visió i la dualitat entre un poble i una ciutat, les ciutats dormitoris i la importància i els problemes de les persones a l’hora d’escollir un lloc on viure o de tornar al seu poble natal.
    És una entrevista a un company de classe, que expressa les seues opinions sobre el tema plantejat, que pareix molt simple, però que no ho és gens.

    Us deixe l’enllaç al vídeo en el meu canal de Vimeo

    https://vimeo.com/265720081

  4. ”Ventana sobre la ciudad (II)”
    ”Estoy solo en la ciudad extranjera, y a nadie conozco, y no entiendo la lengua que aquí hablan. Pero alguien brilla, de pronto, en medio de la multitud, como de pronto brilla una palabra perdida en la página …”

    … Nunca antes había experimentado esta sensación. Desata en mi toda una tormenta de emociones, cálidas y agradables.
    En el brillo de sus ojos veo el sosiego de un mar en calma, donde las opiniones ajenas no importan, donde aún quedan sueños y esperanzas.
    El tiempo se nos detiene a ambos, se siente como una llama que parece no extinguirse nunca. Desaparecen todas las desgracias que por dentro me acechaban, y presagio grandes nuevas esperanzas.
    Me ha abierto los ojos, tengo ante mi a un nuevo mundo. Y conforme pasaba cada segundo, sin él saber que yo estaba allí, me contagiaba cada uno de sus sueños, me transportaba a paraísos artificiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *